Hasta el floricultor más acérrimo ha de apreciar las berenjenas. Además de sus deliciosos frutos da flores lozanas de color púrpura y grandes hojas aterciopeladas. No son muy nutritivas pero com­pensan ese defecto con su sabor sin igual.

Suelo y clima:
En las regiones donde no hiela se cultiva como arbusto perenne, pero si existe el menor asomo de escarcha hay que tratarla como una anual delicada. Necesita un verano muy cálido y un suelo rico y profundo cargado de humedad, pero no prospera con tiempo hú­medo.

Tratamiento del suelo:
Hay que incorporar gran cantidad de abono o compost al suelo. Las berenjenas prefieren un pH de 6.

Multiplicación:
Se siembran las semillas en interior unas diez semanas antes del trasplante. Hay que dejarlas en remojo durante la noche y poner después cada una de ellas en una maceta de turba llena de un buen compost. Si no se dispone de macetas de turba se las siembra en bandejas llenas de compost para tiestos y separadas 2.5 cm. Cuando las plántulas miden 5 cm de alto se repican en un compost más rico separadas 10 cm en otro semillero o en cajonera fría. Cuando las plantas tienen unas diez semanas y el suelo al aire libre está tibio al tacto se llevan a él las macetas distanciadas 90 cm, que en el caso del bancal profundo serán 45 cm. Hay que poner gran cuidado en no dañar las raices.

Cuidados durante el crecimiento:
Hasta que llegue el buen tiempo conviene colocar túneles encima de las berenjenas, y, si se tiene bancal profundo, usar un miniinver-nadero. Hay que mantenerlas bien regadas, a ser posible con abono líquido, pero no en exceso.

Plagas y enfermedades:
Pulguilla: Estos bichos atacan cuando las plantas son jóvenes. Devoran con rapidez las hojas si no se les pone coto. Para elimi­narlos se usa polvo de derris.
Mohos: Las plantas se enmohecen en los climas húmedos. La solu­ción es reducir la humedad del aire de forma que el moho se seque. Si la variedad utilizada es propensa a sufrirlo conviene utilizar alguna resistente.

Recolección:

Se cortan, no se arrancan, en cuanto dan sus hermosas e inconfun­dibles flores y antes de que estén completamente crecidas. Las plantas siguen dando fruto.

Mas noticias sobre : Berenjena, Solanaceas
Comentarios : (0)