Consejos para cultivar fresas

Una de las frutas más sabrosas es sin lugar a dudas, la fresa y si deseas comer fresas naturales, nada mejor que cultivarlas en casa. Vamos a darte algunos consejos para ayudarte a cultivar fresas en tu hogar y disfrutar de esta deliciosa fruta de una forma orgánica.

En primer lugar debes saber que las fresas son plantas rastreras y crecen mejor a pleno sol, aunque también puedes cultivarlas con media sombra. Requieren de suelos sueltos y arenosos, con buenos valores de nutrientes, por lo que son ideales para su cultivo las tierras cercanas a los ríos, pero también puedes agregar arena gruesa de río al suelo.

Hay muchas maneras de plantar fresas en casa, puedes hacerlo también en macetas, recipientes especiales o recurrir a cultivos hidropónicos.

Cómo cultivar fresas

El cultivo puede hacerse por división de mata o por semilla, pero la más sencilla es por división de mata, que es la que te explicaremos. La planta de fresas desarrolla tallos especializados que se introducen en el suelo para generar brotes (planta hija) y son estos brotes los que se emplean en la resiembra.

La recolección de brotes debe hacerse a fines del otoño o principios de invierno. Las plantas son bastante resistentes a las heladas. Las plantas tienen una vida útil de dos o tres años, luego de eso la producción de fresas disminuye sustancialmente, por lo que conviene sustituirlas.

Para plantar en tierra es necesario desbrozar el terreno y desmenuzar los terrones. En caso necesario, agregaremos arena al suelo para hacerlo más suelto. Trazamos surcos y cubrimos el fondo con plástico negro perforado para que penetre el agua en las plantas, que plantaremos en cada orificio dejando las hojas fuera. De esta forma se evita el crecimiento de maleza y las frutillas no están en contacto con la tierra. Si el cultivo es en macetas, no necesitaremos el plástico.

Las fresas necesitan de abundante agua para nutrir las raíces. La frecuencia depende del grado de humedad de la tierra, que debe estar siempre húmeda bajo el plástico. El riego debe hacerse luego de la caída del sol para evitar que la planta se queme.

Aunque la planta de fresas es resistente a las plagas, es víctima frecuente de las aves y también de los caracoles. En el caso de caracoles, basta con colocar un cebo para caracoles. Pero si tenemos problemas con las aves, debemos colocar tiras de tela o plástico sobre los cultivos para espantarlas.

La recolección se hace en primavera y se puede prolongar hasta el verano. Es preferible consumir las frutillas en el día para que no se pasen, pero si queremos conservarlas por más tiempo, debemos recogerlas cuando todavía no están del todo maduras.

Mas noticias sobre : Cultivo, Horticultura, Huerto
Comentarios : (0)