Los animales que más fácilmente se puede criar en la casa son gallinas ponedoras, pollos y conejos. Se debe disponer de un lugar cercado, para evitar los destrozos que ocasionarían en caso de dejárseles sueltos.

En un espacio de 2 metros por 3 metros, parte del mismo techado, podemos tener entre 12 y 15 gallinas que nos proporcionarán huevos para toda la familia, e incluso algún excedente para la venta. En el mismo espacio, podemos colo­car también algunos pollos para el consumo.

Para lugares más reducidos se puede construir un galline­ro para cinco ponedoras, que permite obtener, además de huevos frescos, abono orgánico para la huerta.

Se compone de cinco jaulas con techo inclinado, de unos 30 era de largo cada una por 95 cm y 65 era de alto, y 65 era de fondo, incluyendo comederos.

El piso es de reja inclinada, de forma que puedan caer los excrementos, y los huevos deslizarse hacia adelante. El bebedero puede ser una cañería de PVC colocada por dentro de las jaulas con un orificio para cada jaula. Por el lado de afuera se coloca una botella para alimentar de agua a la cañería. Debajo de las jaulas se puede colocar cajoneras, para ir recibiendo el abono de las gallinas, que se irá mezclando con restos de basura del hogar y del huerto.

En el cuidado del gallinero es conveniente tener en cuenta algunas recomendaciones:
-Suministrar agua fresca regularmente.
-Cada gallina necesita 150 gr de alimento para ponedoras por día. Con esta cantidad tendrá una postura permanente.
-Cambiar las gallinas después de 2 años de producción.

Cuando se compran los pollitos DB es conveniente cui­darlos del frío y de la humedad hasta que estén con bastan­tes plumas.

En cuanto a la alimentación, durante el primer mes se le puede dar maíz molido, o ración balanceada de iniciación.

Mas noticias sobre : Animales
Comentarios : (2)