Es una especie tropical procedente de América que se ha adaptado a vivir en climas templados cálidos. Se la consume cocida cuando está verde o se la seca para guardar en invierno. Existen variedades arbustivas y trepadoras.

Suelo y clima:
A menos que se las haga germinar bajo vidrio necesitan tres meses de noches y dias cálidos. Las semillas requieren un suelo templado para germinar por lo que no se las planta hasta transcurridas dos o tres semanas desde la última helada. Hay que recordar que la pri­mera helada del otoóo interrumpe su desarrollo. Si se vive en un clima de este tipo merece la pena cultivarlas porque dan cosecha abundante. Prefieren suelos ligeros pero se desarrollan en cual­quiera excepto en arcillas pesadas. A diferencia de las restantes judías prefieren que sea un poco ácido: un pH de 6 es correcto.

Tratamiento del suelo:
Deben seguir a un cultivo bien estercolado como el de las patatas o el apio. Se cava el suelo a buena profundidad y si es posible se acol­cha con compost.

Multiplicación:
Las semillas se siembran separadas 90 cm en las variedades arbus­tivas y 20 cm en las trepadoras. Las primeras deben estar en hile ras distanciadas 75 cm y las segundas en una sola. Con el método del bancal profundo se deja un espacio de 30 cm entre los arbustos y de 15 cm entre las trepadoras, que se plantan tam­bién en una sola hilera. En climas más fríos se las planta en el inte­rior en macetas de turba o de papel y se las saca al exterior cuando hace tiempo cálido.

Cuidados durante el crecimiento:
El acolchado es muy conveniente y requieren un riego generoso.

Plagas y enfermedades:
Las judías de Lima son bastante resistentes. Si sufren de algún parásito será de alguno que haya atacado a las judías verdes o a las pintas.

Recolección y almacenamiento:

Para el consumo en verde se las recolecta según el principio de “recogida continua” una vez que las semillas se hacen visibles en la vaina. No se las debe recolectar demasiado tarde porque, lo mismo que las judías pintas, se vuelven muy correosas. Si se las quiere secar hay que dejarlas que lo hagan en la planta. Se cogen a mano o se trillan pisoteando las plantas.

Mas noticias sobre : Leguminosas
Comentarios : (0)