A menos de que se disponga de una gran parcela el secreto del éxito radica en cultivar una gran cantidad en un espacio pequeño. Una de las nuevas técnicas para cultivar más hortalizas en espacios pequeños, y la más importante desde mi punto de vista, es la que yo deno­mino método del bancal profundo, que algunos nortea­mericanos, varios inmigrantes chinos y un inglés llamado Alan Chadwick han desarrollado en California. Este método procede de antiguas técnicas practicadas en Francia y en China pero que no se adaptaron nunca por completo en Occidente.

Su esencia radica en cavar en profundidad y no pisar nunca por encima. Esto supone que las plantas crecen en un suelo profundo y muy suelto; las raices se hunden en lugar de extenderse en horizontal. Se obtienen enton­ces ejemplares de mayor tamaño y se les puede cultivar más juntos. En las páginas 106 a 112 se examina en detalle este método. A lo largo de los capítulos sobre el cultivo de hortalizas y frutas he incluido instrucciones para el cultivo de cada planta según este método siempre que difiera de los sistemas tradicionales.

La producción de un bancal profundo es aproximadamente cuatro veces superior a la de uno ordinario. De m2 se pueden sacar 90-180 kg de hortalizas al año.

Según las estadísticas del Departamento de Agricultura norteamericano, el ciudadano medio consume unos 145 kg de verduras al año, por lo que una pequeña superfi­cie de 6 x 1.5 m es capaz de satisfacer las necesidades de un adulto.

Por lo que he visto en los EE.UU. sobre este tipo de cultivo y por mi propia experiencia, puedo afirmar que lo que se dice sobre este método no es exagerado en modo alguno. Creo de veras que cada dia habrá más horticultores que lo adoptarán. Si se quiere cultivar el mayor número posible de hortalizas en el espacio de que se dispone, aconsejo estudiar esta técnica e intentar aplicarla.

Mas noticias sobre : Horticultura
Comentarios : (0)