En este artículo pretendemos mantenerlos al tanto de las principales plagas y enfermedades que pueden atacar nuestros cultivos, de modo que puedan identificarlas y combatirlas de la mejor manera posible.

- Una de ellas es la Mosca blanca, que provoca que las hojas pierdan su color y se llenen de sustancia pegajosa, pudiendo caer. Sobre esta sustancia se asienta un hongo llamado Negrilla, que tiene un color negro. Para culminar con este problema se debe pulverizar con un insecticida.

- Otra plaga muy común es el Pulgón, que logra absorber la savia deformando las hojas y brotes, En este caso también aparece el hongo Negrilla y algunas hormigas que cuidan estos pulgones, los cuales tienen diferentes colores. En caso que el ataque no sea muy grande, solo se tienen que cortar las hojas y brotes dañados, para luego pulverizar la planta con agua jabonosa. De lo contrario será necesario hacer uso de un insecticida.

- Por otro lado tenemos los Nematodos, unos gusanitos diminutos que no son perceptibles por el ojo humano. Éstos se meten en las raíces y las dañan, provocando que las mismas no manden agua. Lamentablemente es casi imposible curar las plantas infectadas.

- También tenemos la Roya, que consiste en un hongo que aparece por exceso de humedad, principalmente en los meses de primavera y verano. Como consecuencia se generan hinchazones y pequeños bultos en las hojas, que luego se transforman en manchitas amarillas, rojizas o marrones. Para solucionar este inconveniente se debe aplicar un fungicida, al tiempo que para prevenirlo es bueno realizar pulverizaciones con Caldo bordelés o azufre mojable.

- Otro problema lo generan las Arañas rojas, las cuales tienen un tamaño de apenas un milímetro, por lo que para detectarlas será necesario utilizar una lupa. En caso que aparezca este problema se deberá utilizar un acaricida, aplicándolo unas dos veces por mes en las estaciones de calor, ya que solo tienen efecto con temperaturas altas. Otra alternativa es pulverizar la planta con agua, ya que eso molesta mucho a estos insectos.

- Por otro lado están las Cochinillas, las cuales generan que las hojas se deformen pudiendo llegar a caer. Este problema se detecta mediante la aparición de escudos blancos y marrones. Para acabar con esto se deberá utilizar un insecticida.

- Otra plaga muy común son los gusanos de suelo, que se caracterizan por roer las raíces. Los más habituales son los de color blanco. Para detectarlos se debe sacar el cepellón de la maseta e inspeccionar con cuidado. Otra alternativa puede ser escarbando con los dedos por la superficie. En caso que aparezcan se deberá tratar la tierra con algún insecticida o cualquier otro producto nocivo para gusanos.

- Por último tenemos la Botritis, también conocida como Moho gris, que se hace presente en las hojas y flores debido a un exceso de humedad y por la falta de luz y aire. Para deshacerse de él hay que cortar lo que esté dañado y aplicar un fungicida anti- botritis.

Mas noticias sobre : Plagas y enfermedades
Comentarios : (0)